Paredes románticas, cálidas y con personalidad.

Las paredes de ladrillo visto me tienen completamente enamorada. Normalmente solemos verlas en interiores de restaurantes y bajos comerciales, paredes que han sido rescatadas tras el enlucido.

En el post de hoy vamos a ver ejemplos de cómo en el interior de una vivienda una pared de ladrillo puede darle un toque de personalidad a cualquier estancia.


01-pared-ladrillo

PAREDES RECUPERADAS

En muchas casas antiguas se pueden encontrar este tipo de tabiques bajo el enlucido. No suele ser fácil sacarlo a la luz y el resultado no es totalmente liso, pero le da un aspecto industrial único a cualquier rincón de casa.

02-pared-ladrillo-trozos

PAREDES NUEVAS

Si no tienes la suerte de contar con este tipo de paredes desde la construcción del edificio, siempre puedes hacerte una desde cero. El resultado suele ser más rectilíneo y liso.

03-pared-ladrillo-nuevo

EN CUALQUIER LUGAR

En el salón, en la cocina o incluso en el baño, queda genial en cualquier lugar.

04-pared-ladrillo-desgastado

LADRILLO BLANCO

Si te van más los colores neutros como los blancos y grises, o si la estancia es pequeña, siempre puedes pintar los ladrillos de blanco para ganar más sensación de amplitud, el resultado es espectacular!

05-pared-ladrillo-blanco

LADRILLO NEGRO

Sí sí, como ves, el ladrillo visto pintado en negro también queda impresionante. Hay que tener más cuidado respecto a su posición, ya que será una pared que captará todo el protagonismo.

06-pared-ladrillo-negro

¿Os han gustado las propuestas? Sin duda un toque de personalidad y calidez que además queda bien con casi cualquier estilo decorativo.

Vía Pinterest